domingo, 28 de mayo de 2017

OMS. Estrategia sobre medicinas no convencionales

        ir al indice general del blog          



     Mientras diversos “escepticos” , siempre de las medicinas tradicionales y alternativas, nunca del tinglado farmacológico-químico-vacunas,  intentan forjar un frente “antimedicinaspeudocientificas”  la OMS insta a los gobiernos del mundo a regularlas y ha publicado un informe con la estrategia de este organización hasta el año 2023

              La estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2014-2023 tiene la finalidad apoyar a los Estados Miembros para permitirles:

         1.aprovechar la posible contribución de la MTC a la salud, el bienestar y la atención de salud centrada en la personas;

           2.promover la utilización segura y eficaz de la MTC mediante la reglamentación, evaluación e integración de productos, prácticas y profesionales de MTC en los sistemas de salud, según proceda.

del que se han extraido estos ejemplos.


Son esos mismos “escepticos” quienes suelen citar a la OMS como el paradigma de ciencia mundial


Ejemplos   seleccionados   de      iniciativas destacables relacionadas con la Medicinas Tradicionales     y    Complementarias    por



 REGION                  PAIS                Ejemplos seleccionados




África







































Las 
Américas
















































Mediterráneo

Oriental




















Europa










































Asia Sudoriental









































































Pacífico Occidental








































































































































Brasil






Canadá















Estados Unidos de América







































Arabia Saudita













Unión Europea








Bélgica






Suiza




Italia

















































































































































Australia






Camboya




Nueva Zelandia

En la Región de África de la OMS se realizaron progresos en relación con el desarrollo de políticas y la formación de dispensadores de atención sanitaria. El número de países africanos con políticas relativas a MTC aumentó de 8, en 1999/2000, a 39 en 2010, y el número de países con planes estratégicos nacionales en esa esfera aumentó de 0 a 18. El número de marcos normativos nacionales aumentó, de 1 en 1999/2000, a 28 en 2010, incluidos diversos instrumentos tales como el código de ética y el marco jurídico para los profesionales de MTC.
Hasta 2010, 8 países habían institucionalizado programas de capacitación para profesionales de MTC, y 13 países habían desarrollado programas de capacitación para estudiantes de ciencias médicas y MTC (1).
Desde 2003, los países de la Región de África organizan anualmente un Día de la
Medicina Tradicional Africana. Ese día, profesionales de medicina tradicional y de medicina convencional, científicos, organizaciones no gubernamentales y otras partes interesadas se reúnen para participar en actividades conjuntas tales como exposiciones, deliberaciones, simposios, seminarios, mesas redondas y espectáculos culturales. Esos actos han puesto de relieve el perfil de la MTC y han acrecentado la sensibilización respecto de sus actividades. En 2010, algunos países instituyeron una semana nacional de la medicina tradicional (1).
Hasta 2010, 22 países estaban realizando investigaciones sobre medicamentos tradicionales para tratar el paludismo, el VIH/Sida, la anemia falciforme, la diabetes y la hipertensión, según las directrices de la OMS. Posteriormente, 4 países incluyeron medicamentos tradicionales en sus listas nacionales de medicamentos esenciales (1).
Doce países expidieron autorizaciones para comercializar productos de MTC cuyo número osciló entre tres productos en el Camerún y el Congo, y más de 1.000 en Ghana y Nigeria, solo comparable con Malí cuando se realizó la encuesta previa al estudio.
Se elaboraron directrices sobre protección de los derechos de propiedad intelectual y los conocimientos de la medicina tradicional. Para 2010, seis países contaban con instrumentos nacionales de protección de derechos de propiedad intelectual y conocimientos de la medicina tradicional, mientras que en 1999/2000 ningún país los tenía. Ocho países habían establecido bases de datos de profesionales de medicina tradicional, conocimientos de medicina tradicional y acceso a recursos biológicos (1).
Se desarrollaron instrumentos de capacitación para de ciencias médicas estudiantes y prácticos de medicina tradicional (AFRO, 2011).




El Ministerio de Salud de Brasil ha desarrollado una política nacional sobre prácticas integradoras y complementarias que ‘se aplicó por motivos políticos, técnicos, económicos,sociales y culturales’ (extraído de
http://bvsms.saude.gov.br/bvs/publicacoes/pnpic_access_expansion_initiative.pdf)


· En el portal “Health Canada”, del Gobierno del Canadá
http://www.hc-sc.gc.ca/dhp-mps/prodnatur/index-eng.php se tratan algunas cuestiones y actividades relativas a política,reglamentación y otros asuntos conexos.
· En el Canadá se introdujeron marcos normativos generales para productos de saludnaturales, especialmente a base de herbias y tradicionales


consultado el 3 de agosto de 2013).



· En los Estados Unidos se han adoptado medidas destinadas a fortalecer las disposiciones de los marcos normativos de los complementos dietéticos, especialmente en lo concerniente a las prácticas adecuadas de fabricación y la notificación de eventos adversos
visitado el 10 de agosto de 2012).


En el marco de su programa de métodos analíticos y materiales de referencia
la Oficina de Complementos Dietéticos,Institutos Nacionales de Salud, ha destinado considerables recursos para desarrollar métodos y materiales de referencia analíticos homologados que orienten a las partes interesadas en cuestiones relativas a garantía y control de la calidad de los complementos dietéticos.
· La Comisión Federal de Comercio ha publicado directrices y vigila la publicidad comercial de complementos dietéticos, en particular de productos botánicos




· En la Región del Mediterráneo Oriental, 15 Estados Miembros (88%) utilizan diferentes tipos de MTC. Hasta 2010, siete Estados Miembros (41%) habían establecido políticas nacionales sobre MTC, y tres (18%) notificaron que las estaban desarrollando. Otros siete Estados Miembros (41%) informaron que disponían de reglamentación nacional relativa a la MTC. El Consejo de Ministros de Salud Árabes está examinando un proyecto destinado a armonizar la legislación sobre medicina tradicional, complementaria y alternativa en los países árabes.
La Conferencia de Organismos de Reglamentación Farmacéutica del Mediterráneo Oriental celebrada en diciembre de 2011 examinó la armonización normativa, con inclusión de la MTC. Cinco Estados Miembros notificaron que tenían reglamentación para los profesionales, y cuatro de ellos incluían normas específicas para diferentes disciplinas, por ejemplo, acupuntura, ayurveda, homeopatía y medicina herbaria. Los Emiratos Árabes Unidos han realizado importantes progresos en materia de reglamentación de los profesionales de MTC2.


Arabia Saudita ha abordado el problema que plantea la disponibilidad generalizada de productos herbarios no regulados. La Administración Saudita de Alimentos y Medicamentos considerará el registro de productos herbarios que contengan entre 1 y 5 componentes de medicina herbaria, pero ningún otro producto herbario que contenga más de cinco componentes.


Establecida hace tres años, la red paneuropea de investigación CAMbrella
(www. cambrella.eu)
tiene la finalidad de evaluar las condiciones que respaldan la utilización de la MTC y el suministro de sus productos en Europa, y desarrollar una hoja de ruta para la futura investigación sobre MTC en esa región. CAMbrella incluye 16 grupos académicos de investigación de 12 países europeos, y sus principales conclusiones se presentaron al Parlamento Europeo en noviembre de 2012 (2).

· En la Unión Europea se está elaborando legislación sobre MTC con el fin de adoptar un enfoque armonizado respecto de la reglamentación de a base de herbias (Asociación de la Industria Europea de la Automedicación (AESGP), Legal and Regulatory Framework for Herbal Medicines, 2010




Existe información detallada sobre homeopatía, acupuntura, osteopatía y quiropráctica,incluidos exámenes de bibliografía científica, encuestas de población, patrones de consumo de productos, aspectos sociológicos, marcos jurídicos, capacitación, organizaciones profesionales, asociaciones de pacientes y políticas de reembolso (3).


El Gobierno de Suiza está realizando investigaciones para determinar si la MTC puede probar su validez como costo sanitario asegurable (4). El Gobierno de Suiza ha publicado una evaluación de tecnologías sanitarias (5).


Un estudio sobre investigaciones costoeficaces en materia de medicina tradicional y complementaria realizado en 2012 en la región de Lombardía (Italia) revela que la utilización de la MTC para tratar la posición podálica y los dolores del parto permitiría ahorrar al menos un 24,2% y 108,8 euros, respectivamente, en comparación con los procedimientos comunes de la medicina convencional
Comunicación de la Oficina Regional para el Mediterráneo Oriental con la OMS, desde El Cairo (2013).


· En la Región de Asia Sudoriental de la OMS los progresos más notables conciernen a la introducción de nuevas políticas relativas a la MTC y la incorporación de representaciones de la MTC en organismos gubernamentales (por ejemplo, el establecimiento de una nueva división de MTC o delegación de funcionarios gubernamentales para cuestiones relacionadas con la MTC). Entre 2002 y 2012, cinco países desarrollaron políticas nacionales relativas a la MTC: todos los Estados Miembros de la SEARO, excepto Timor-Leste, aplican actualmente políticas nacionales y cuentan con comités de expertos y oficinas de MTC en los respectivos Ministerios de Salud. Diez países de la Región de Asia Sudoriental ejecutan programas nacionales de MTC (6). En febrero de 2013, el Gobierno de la India, en colaboración con la Oficina Regional de la OMS para Asia Sudoriental, organizó en Nueva Delhi una conferencia internacional sobre medicina tradicional, en la que los países participantes adoptaron la Declaración de Delhi sobre Medicina Tradicional, a tenor de la cual acuerdan cooperar, colaborar y prestarse asistencia mutua en la esfera de la medicina tradicional.
En 2003, el Comité Regional de la OMS para Asia Sudoriental elaboró una resolución regional sobre sistemas tradicionales de medicina (SEA/RC56/R6), con el fin de promover los progresos de la medicina tradicional en la región. Los gobiernos de algunos países han reconocido los sistemas locales de MTC, por ejemplo, ayurveda y unani en Bangladesh, India, Nepal y Sri Lanka; sowa rigpa en Bhután; jamu en Indonesia; koryo en la República Popular Democrática de Corea; dhivehibeys en Maldivas; medicina tradicional de Myanmar en Myanmar; y medicina tradicional
thai en Tailandia. En la República Popular Democrática de Corea la medicina koryo está tan integrada en el sistema nacional de salud que en los mismos centros médicos se prestan servicios de medicina convencional y de medicina tradicional, en los tres niveles de atención. En nueve países se ofrecen servicios de atención secundaria y terciaria de salud basados en ambos sistemas, en instalaciones separadas, y ocho de esos países han comenzado a integrar los servicios de medicina tradicional y medicina convencional en el nivel de atención primaria (6).
Desde 2003, dos países han elaborado nuevos reglamentos sobre a base de herbias y
tradicionales, y tres Estados Miembros desarrollaron reglamentos existentes, o sea que
nueve países tienen reglamentos en vigor. En 2008 Nepal instauró un formulario nacional de monografías sobre productos herbarios, mientras que otros cuatro países actualizaron sus farmacopeas. En total, siete países disponen de farmacopeas nacionales. Seis países tienen listas de medicamentos esenciales tradicionales y herbarios. La India e Indonesia colaboran con la red International Regulatory Cooperation for Herbal Medicines (6).
Se han realizado esfuerzos por mejorar el intercambio de información entre los Estados Miembros, con miras a promover la utilización terapéutica racional de la medicina tradicional y la medicina herbaria entre los proveedores y los usuarios. En Sri Lanka ese proceso cuenta con la participación del Departamento Central de Medicina Tradicional y las instituciones de enseñanza, así como los hospitales y centros de investigación. En 2009, la OMS creó un sitio web (HerbalNet) que funciona como un “depósito digital” destinado a promover el intercambio de información sobre normas nacionales basada en pruebas científicas; actualmente, otras instituciones interesadas de todo el mundo acceden a ese sitio (6).
La OMS prestó asistencia a Bhután, Myanmar y Maldivas en la realización de estudios sobre sensibilización, actitudes y prácticas del público en relación con sus respectivos sistemas de medicina tradicional. La India realizó un examen sistemático de los a base de herbias utilizados en el tratamiento de enfermedades crónicas comunes y en la atención primariade salud, con resultados que alientan la integración de la medicina tradicional en el sistema nacional de salud (6). En Bangladesh existen actualmente 469 fábricas pequeñas que cada año producen medicamentos tradicionales (268 unani y 201 ayurveda) por valor de US$ 100 millones, aproximadamente (7).
En febrero de 2013, los Estados Miembros de la región adoptaron la Declaración de Delhi sobre Medicina Tradicional, que incluye nueve puntos de cooperación, colaboración y
asistencia mutua. Esos puntos abarcan el fomento de políticas y estrategias nacionales orientadas al desarrollo equitativo y la utilización apropiada de la medicina tradicional; la búsqueda de un enfoque armonizado en lo relativo a información, práctica, investigación, documentación y reglamentación de la medicina tradicional; el examen de posibilidades para promover el reconocimiento mutuo de cualificaciones académicas, farmacopeas y monografías; la ampliación de documentos comunes de referencia sobre medicina tradicional; la promoción del desarrollo sostenible y el aumento de los recursos de las plantas medicinales; y el intercambio de perspectivas, experiencias y expertos con el fin de integrar la medicina tradicional en los sistemas nacionales de salud.
Comunicación del Gobierno de la India, Ministerio de Salud y Bienestar de la Familia, 2013.




El apoyo gubernamental a la medicina tradicional difiere considerablemente entre los 37 paísesy jurisdicciones de la Región del Pacífico Occidental de la OMS. En 2012, la Oficina Regionalpara el Pacífico Occidental publicó su estrategia de medicina tradicional, y en la actualidad los Estados Miembros la están aplicando. En 2010, 18 países y jurisdicciones habían elaborado documentos gubernamentales oficiales (incluidas políticas, reglamentaciones o leyes nacionales) aplicables a la medicina tradicional, en comparación con 12 países y jurisdicciones que tenían documentos oficiales antes de 2000. En 2001, los países que reglamentaban los a base de herbias eran 10; en 2010este número ascendía a 16. La aplicación de normas sobre prácticas adecuadas de fabricación para los a base de herbias reveló un incremento significativo a partir de 2001; hasta ese año, ningún país ni jurisdicción de la región había notificado la adopción de tales prácticas para los productos de medicina tradicional; en la actualidad, nueve países y jurisdicciones aplican esas prácticas. El establecimiento de farmacopeas o monografías nacionales también aumentó en el último decenios: en 2001, cuatro países y jurisdicciones tenían farmacopeas, y en 2010 ese número ascendía a nueve (8).
· Entre los ejemplos de progresos recientes figuran Nauru, que desarrolló una política nacional en 2009, y Camboya, que publicó una política sobre medicina tradicional en 2010. Fiji, Kiribati, los Estados Federados de Micronesia, Niue y Nueva Caledonia están estableciendo políticas nacionales sobre medicina tradicional (8).
· Singapur y Nueva Zelandia han introducido marcos reglamentarios generales para los a base de herbias y tradicionales. En 2010, Nueva Zelandia propuso legislación para reglamentar los productos médicos naturales, según lo establecido en la Ley sobre productos naturales médicos y complementarios, cuya segunda lectura tuvo lugar en marzo de 2013


y


Australia también está revisando y actualizando su marco normativo para los medicamentos complementarios
(http://www.anao.gov.au/publications/audit-reports/2011-2012/therapeutic-goods-regulation-complementary-medicines),
visitado el 1 de agosto de 2013).
· En toda la región se ha registrado un incremento de las actividades gubernamentales relacionadas con la medicina tradicional, incluido el establecimiento de una oficina nacional y/o un comité nacional de expertos. Fiji, Nauru y Tuvalu están estableciendo órganos gubernamentales encargados de cuestiones relativas a medicina tradicional. En Filipinas, la reglamentación para la práctica de la acupuntura se promulgó en 2008.
· En cuanto al desarrollo de institutos de investigación sobre medicina tradicional, 13 países y zonas de la región cuentan en la actualidad con un instituto nacional, mientras que en otros centros también se realizan investigaciones. Al presente, 14 países y zonas de la Región han establecido cursos de medicina tradicional de nivel universitario, 12 de los cuales imparten instrucción por lo menos hasta el nivel de licenciatura, y siete ofrecen programas de doctorado. Actualmente, gobiernos y/o compañías privadas de 10 países ofrecen seguro de enfermedad con cobertura de medicina tradicional. Sin embargo, en la mayoría de los casos,
el seguro de enfermedad es parcial y solo cubre prácticas específicas tales como acupuntura, quiropráctica y medicina herbaria.



· El Consejo de Gobiernos Australianos determinó que todos los Estados y territorios de Australia debían reglamentar la práctica de la medicina tradicional china. Por consiguiente, el 1 de julio de 2012 empezó a funcionar el registro nacional de profesionales y dispensadores de acupuntura y medicina herbaria China. Los osteópatas, cuyo número se triplicó entre 1996 y 2006, constituyen el grupo que más rápidamente ha crecido en el país (9).


· En 2009, el Gobierno de Camboya introdujo una política nacional en materia de medicina tradicional, en cuyo marco se establecen normas de calidad, seguridad y eficacia para productos herbarios y otros productos y prácticas de medicina tradicional.


Nueva Zelandia es un ejemplo de crecimiento constante del sector industrial de productos médicos naturales. La industria de productos médicos naturales de ese país representa cada año unos $NZ 1.100 millones, y el 80% de los productos se exportan principalmente a Australia, América del Norte y países de Asia. El crecimiento ha sido extraordinario; de $NZ 400 millones en 2004 aumentó a $NZ 760 millones en 2007.


FUENTE:
http://www.who.int/iris/bitstream/10665/95008/1/9789243506098_spa.pdf?ua=1



   ir al indice general del blog       


Banerji.Hepatitis viral y homeopatia

Tratamiento exitoso de la Hepatitis Viral Crónica con Medicina de Alta Dilución

Barbara Sarter, PhD, APRN, FNP-C, DiHom; Prasanta Banerji, FMIH; Pratip Banerji, MD (Hom)

afiliaciones de autor
Bárbara Sarter, PhD, APRN, FNP-C, DiHom, es profesora asociada en la Escuela de Enfermería y Ciencias de la Salud de la Universidad de San Diego, California.
Prasanta Banerji, FMIH, es administrador fiduciario
Y Pratip Banerji, MD (Hom), es administrador adjunto de la PBH Research Foundation, Kolkata, India.
Correspondencia
Prasanta Banerji, FMIH info@pbhrfindia.org

Volumen 1, Número 1 • Marzo 2012 • www.gahmj.com


RESUMEN
Introducción.- Se presentan aquí dos casos de hepatitis viral en los cuales las terapias convencionales no fueron efectivas. En ambos casos, fueron tratados posteriormente según los protocolos de uso de los medicamentos homeopáticos, como se describe a continuación. En ambos pacientes se produjo una progresiva remisión en un período de 2 años después de serles administrado medicamentos naturales ultradiluidos y de que progresivamente dejaran de utilizar los tratamientos convencionales.
Métodos.- El protocolo incluyó como tratamiento principal el uso de Chelidonium majus 6X (Celidonia mayor) y Thuja 30C (Tuya). Se realizó un seguimiento de los pacientes durante más de 2 años, controlando la carga viral, las enzimas hepáticas y otros marcadores biológicos relevantes de enfermedades hepáticas.
Resultados.- Ambos pacientes viven actualmente (la fecha de publicación de este estudio es de marzo de 2012) y se desenvuelven con normalidad en sus hogares, después de haber transcurrido más de 2 años del inicio del tratamiento.
Discusión.- Analizamos la información relacionada con los principales medicamentos empleados en estos casos y descubrimos que tenían unos efectos terapéuticos conocidos y demostrados, lo que sugería mecanismos de acción convincentes que se podían aplicar en estos casos.
Conclusiones.- Se deben realizar ensayos clínicos de este protocolo de tratamiento homeopático para analizar los potenciales efectos terapéuticos de este tipo de tratamiento de la hepatitis viral.

Las disoluciones ultradiluidas se comportan de una manera completamente diferente de las soluciones normales. Los principios de su comportamientos ya han sido ampliando investigados en todo el mundo [1]. Las disoluciones ultradiluidas en forma de medicamentos homeopáticos se usan ampliamente en todas las partes del mundo. En 1999, el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos realizó un riguroso estudio y validó la eficacia de los tratamientos en 14 casos de diferentes enfermedades en las que se utilizaron los protocolos homeopáticos medicinales desarrollados por la Fundación de Investigación Homeopática Prasanta Banerji (PBHRF), en Kolkata, India, y estudios realizados en colaboración con la PBHRF [2]. Los estudios publicados también proporcionan pruebas creíbles de los mecanismos de acción y eficacia de algunos protocolos utilizados en la PBHRF para el tratamiento del cáncer [3-7].
Además del cáncer, prácticamente se tratan todas las enfermedades en la PBHRF con protocolos específicos usando medicamentos ultradiluidos. En este artículo, presentamos dos casos bien documentados de hepatitis viral crónica que respondieron a los tratamientos con estos medicamentos basados en el protocolo Banerji. 

 
Caso 1
En un control rutinaria de salud, nos visitó en el año 1994 una mujer de 37 años con unos niveles elevados de enzimas hepáticas. La primera biopsia del hígado, realizado en enero de 1998, mostraba un grado 1 de inflamación (de 4) y la etapa 1 a 2 (de 4) de una fibrosis en puente. Las posteriores pruebas de anticuerpos de la hepatitis C revelaron una hepatitis C crónica. El genotipo determinó que se trataba de tipo 1b con una carga viral de 33.000.000 IU/ml. Se incluyó en un ensayo clínico con interferón pegilado (PEG-INF, peginterferón), administrando subcutáneamente 1,5 µg/kg una vez a la semana durante 4 semanas; después 0,5 µg/kg una vez por semana durante 44 semanas, junto con 1000 mg de ribavirina tomada oralmente y diariamente, que posteriormente se redujo a 600 mg diarios debido a una anemia a la semana 30 de tratamiento . Los niveles en el suero de alanina aminotransferasa reflejaban una respuesta con recaída. Su respuesta virológica utilizando la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), una valoración basada en el ARN del virus de la hepatitis C, mostró una respuesta temporal. La biopsia del hígado realizada 6 meses después del completar el tratamiento (en julio de 2000) dio un grado de inflamación 3 de 4 y la etapa 1 de 4 de fibrosis con necrosis consecuente con recaída. Su carga viral en esos momentos era de 16.000.000 IU/ml. Una biopsia realizada en diciembre de 2003 mostró una inflamación de grado 3 y la etapa 3 de la fibrosis. La paciente mostró con más frecuencia náuseas, fatiga y pérdida de apetito. En abril de 2004, comenzó un segundo período de tratamiento con PEG-INF y ribavirina después de someterse a un tratamiento de hipertermia. Después de 6 meses, se observó que no respondía al tratamiento con interferón y se produjo una interrupción en el tratamiento. La biopsia realizada en noviembre de 2005 mostró una etapa 3 de 4 de fibrosis y una moderada inflamación portal (3 de 4). La carga viral de julio de 2006 era de 14.250.000 IU/ml, y la paciente mostró una persistencia en las fase 3 de fibrosis en puente y grado 3 de inflamación con necrosis.
En agosto de 2006, la paciente inició el tratamiento prescrito por la PBHRF. Se utilizó el siguiente protocolo:
1.- Chelidonium 6X dos veces al día
2.- Thuja 30C dos veces al día
3.- Kalium mutiaticum 3X y Ferrum phosphoricum 3X dos veces al día.
La potencia 6X es la potencia decimal que se consigue por dilución consecutiva y agitación de la tintura madre o extracto alcohólico de la raíz de la planta Chelidonium majus. Thuja 30C es, del mismo modo, la 30ª potencia centesimal obtenida por dilución consecutiva y agitación de la disolución. En este caso, el extracto alcohólico se obtiene a partir de hojas frescas y de pequeñas ramitas de la planta Thuja occidentalis. Kali muriaticum 3X y Ferrum phosphoricum 3X son preparados a la 3ª potencia decimal. Los medicamentos homeopáticos se obtuvieron de un reconocido fabricante, Farmacopea Homeopática de la India.
Chelidonium 6X y Thuja 30C entran dentro de nuestro protocolo estándar para los casos de hepatitis viral crónica. Del Chelidonium se han realizado múltiples investigaciones que apoyan su uso para enfermedades hepáticas y la Thuja, las cuales resultan eficaces en el tratamiento de una amplia variedad de infecciones virales (ver la sección de Discusión). La combinación de Kali muriaticum y Ferrum phosphoricum es nuestro protocolo estándar para el tratamiento de la anemia, que la paciente experimentó como un efecto secundario del tratamiento con interferón y ribavirina.
La paciente mantuvo este tratamiento durante 2 años y se le realizó una nueva biopsia en los Estados Unidos en diciembre de 2008. Su inflamación se redujo a la etapa 1 de 4, y su fibrosis había retrocedido a la fase 0-1a de 4. No recibió ningún otro tratamiento durante este período. Ya no tenía náuseas diarias y recuperó su peso corporal normal. Su carga viral en diciembre de 2009 era de 7 IU/ml. Desde junio de 2011 se observó una remisión y siguió con el tratamiento de Chelidonium 6X dos veces al día. La Tabla 1 proporciona un resumen relevante de los biomarcadores.


















Caso 2
A finales de noviembre de 2007, un varón de 28 años fue diagnosticado por la primera institución médica de la India, el Instituto de Ciencias Médicas de la India (AIIMS) en Delhi, de infección vírica de hepatitis B (HBV), una enfermedad crónica que afecta al hígado, descompensada por una infección aguda del virus de la hepatitis E (HEV). También había padecido una peritonitis bacteriana. Su historial clínico incluía ictericia progresiva seguida de edema pedal, ascitis, fiebre y sensibilidad abdominal. Las pruebas de anticuerpos virales revelaron la presencia del antígeno Australia positivo (antígeno de superficie de la hepatitis B), inmunoglobulina negativa M para el antígeno central de la hepatitis B, ADN de HBV, 1300 ejemplares/ml, e inmunoglobulina positiva M para HEV. En el AIIMS fue tratado con 60 ml de glicirricina intravenosa (al 0,2%) diariamente durante 6 semanas, y luego la dosis se redujo a 3 veces por semana. Además, recibió tratamiento diario con diuréticos, furosemida y espirolactona (Lasilactone, Sanofi-Aventis) en dosis de 50 a 75 mg por día, 100 ml de albúmina intravenosa al 20%, diariamente durante los 2 primeros meses de hospitalización, 500 mg de cefuroxime axetil (Ceftum, GlaxoSmithKline), dos veces al día durante 4 semanas, y 100 mg de lamivudina-HBV, diariamente.
Después de 6 semanas de hospitalización y tratamiento en el AIIMS, la bilirrubina presente en el suero del paciente siguió siendo muy elevada y la alanina transaminasa era de 75 veces por encima de lo normal, lo que indicaba el fracaso del tratamiento. Una endoscopia reveló varices esofágicas. Los análisis para el antígeno carcinoembrionario fueron negativos. El paciente y sus padres fueron informados de la necesidad de un trasplante de hígado. Rechazó ser colocado en la lista de pacientes a la espera de trasplante, de modo que salió del hospital y volvió a Kolkata. Después de repetidos episodios de peritonitis bacteriana que requirió de múltiples hospitalizaciones en Kolkata, desarrolló hidrotórax hepático en el lado derecho.
Llegado a este punto, el paciente acudió en busca de tratamiento en la PBHRF. Se presentó por primera vez el 22 de agosto de 2008, con una ascitis severa, disnea sin esfuerzo, dolor abdominal, y marcas de edemas en las extremidades inferiores. El tratamiento se inició con el siguiente protocolo:
1.- 3 gotas diarias 3 veces al día de Chelidonium 6X
2.- 10 gotas de tintura madre de Carduss marianus (cardo de leche)
3.- 2 píldoras de Thuja 30C una vez por la tarde
4.- 3 gotas 3 veces al día de Lycopodium clavatum 30C
5.- Tintura madre cada 10 minutos para el tratamiento del dolor con Belladona 3C alternando con Carduus marianus.
Además del medicamento principal, Chelidonium, también incluimos Carduus marianus, ya que tiene una larga trayectoria como medicina herbaria tradicional para resolver problemas de hígado. La Thuja fue prescrita como un agente antiviral, El Lycopodium fue prescrito como medicamento principal para el tratamiento de los edemas o la retención de líquidos. La belladona es uno de nuestros más apreciados medicamentos para el tratamiento del dolor, en particular los dolores en las vísceras.
Como no se observaba mejoría en el paciente, el 15 de diciembre de 2008 incluimos también tintura madre de Myrica (árbol de arrayán, árbol de la cera), alternando cada 3 horas con Chelidonium 6X, y se interrumpió el uso de Carduus. El 27 de septiembre se añadió ácido acético 30C, otra de nuestras principales medicinas para la retención de líquidos y derrames, 3 gotas 3 veces al día, sustituyendo así al Lycopodium para el tratamiento de la ascitis. El 13 de diciembre de 2008, la efusión pleural del paciente iba remitiendo, la ascitis había disminuido considerablemente y la salida de la orina también había mejorado. El historial clínico recoge que a partir del 7 de enero de 2009, se observó un empeoramiento de la efusión pleural y de las ascitis, pero que con el tratamiento exclusivo con los protocolos de la PBHRF probablemente se observaría de nuevo una mejoría. En marzo de 2009, el paciente dice observar una mejoría en los síntomas y la efusión pleural y la ascitis habían desaparecido completamente. El 3 de junio de 2009, se reveló que las funciones hepáticas estaban casi en situación normal, como se indica en la tabla 2. La tabla 2 también muestra la continua mejora en los análisis del hígado, según pruebas realizadas en diciembre de 2009. Desde junio de 2011, el paciente se encuentra bien, habiéndose observado una remisión de su enfermedad en este período de 2 años.































Discusión
Los protocolos utilizados en estos casos fueron desarrollados a partir de la amplia experiencia de los médicos de la PBHRF, que se extiende a varias generaciones, así como la conocida eficacia de los componentes específicos de los distintos medicamentos. Examinaremos brevemente la literatura científica que está disponible sobre estas sustancias medicinales.
Chelidonium majus (celidonia mayor) es una hierba con propiedades hepatotóxicas reconocidas en su forma de tintura no diluida o en forma herbaria [8-10], pero también se ha demostrado tener propiedades hepatoprotectoras, antitumorales o inmunoestimuladoras [11]. La Thuja occidentalis también es reconocida como hepatoprotectora y con efectos antitumorales [4, 12-17]. La Thuja y las especies relacionadas también son conocidas por sus efectos antivirales [13,18] y propiedades antimetastáticas [4]. La Myrica o árbol de arrayán, es una especie común con un gran contenido en taninos. Hay escasa documentación sobre su eficacia en el tratamiento de enfermedades hepáticas, pero en las referencias homeopáticas se habla de su eficacia contra la ictericia [19]. El Carduus marianus (cardo de leche) fue examinado recientemente en la base de datos Cochrane. Las conclusiones de esta rigurosa revisión fueron las siguientes:
El extracto alcohólico del cardo de leche puede tener potencialmente efectos en enfermedades hepáticas o contra el virus de las hepatitis B o C. Por lo tanto, son necesarios ensayos clínicos aleatorios a gran escala con extractos alcohólicos del cardo de leche para el tratamiento de la hepatitis B o C, en contra de la utilización de placebo [20]”.
La cuestión más importante es saber cómo estas sustancias biológicamente activas, ultradiluidas y agitadas de manera sucesiva, pueden tener efectos terapéuticos aún cuando tales diluciones exceden el número de Avogadro, que es el caso de las diluciones 30C utilizadas en el Protocolo Banerji para la hepatitis. Las preparaciones de Chelidonium han sido diluidas por un factor 1/1.000.000, lo que explicaría la carencia de toxicidad observada frente a la hepatotoxicidad del Chelidonium cuando se utiliza de forma ordinaria, pero no explicaría su eficacia como hepatoprotector. Las nuevas y complejas disciplinas emergentes, las nanosciencias y ciencias de los materiales, ofrecen algunas hipótesis de cómo estos medicamentos ultradiluidos mantienen todavía actividad biológica [11]. El equipo de investigación aboga por la hipótesis, basada en las pruebas científicas existentes y en la lógica, que el camino principal de actuación de los medicamentos homeopáticos ultradiluidos podría establecerse a través de la regulación de la expresión de genes relevantes [1]. Un reciente estudio, realizado por Frenkel et al., proporciona un apoyo sólido a esta hipótesis [3]. Los medicamentos utilizados por la PBHRF para el tratamiento del cáncer de mama fueron probados in vitro en el centro de tratamiento del cáncer MD Anderson de la Universidad de Texas, Houston. Los remedios ejercieron preferentemente efectos citotóxicos en dos líneas celulares del cáncer de mama, provocando en la célula un retraso o detención del ciclo y apoptosis. Los investigadores manifestaron una clara actividad biológica de los productos probados (Phytolacca, Carcinosin, Conium y Thuja) cuando se utilizaban en forma de dosis ultradiluidas. A pesar de la carencia de explicaciones comprobadas de cómo actúan estos medicamentos ultradiluidos, hay pruebas de laboratorio en las que se ha comprobado que toxinas muy diluidas pueden proteger paradójicamente a los mismos tejidos que han sido dañados por dosis mayores de estas sustancias. Hay varios estudios que hablan de una reversión en los daños hepáticos en ratones al emplear ultradiluciones de trióxido de arsénico después de haber estado expuestos a dosis tóxicas de la misma sustancia [5, 22]. Un estudio aleatorizado a doble ciego controlado con placebo documentó mejoras en múltiples marcadores por toxicidad del arsénico después de 2 meses de tratamiento con una ultradilución (1:100, diluida 30 veces) de arsénico [23], o la potencia centesimal 30ª. Una revisión reciente de la investigación in vitro utilizando soluciones ultradiluidas concluyó que los estudios que utilizaron altos estándares metodológicos observaron un efecto de estas soluciones [24].
Se han publicado varios artículos en revistas médicas que denuncian sistemáticamente el uso de los medicamentos homeopáticos, afirmando que no hay pruebas que apoyen la realización de otras investigaciones sobre sus efectos terapéuticos. Claramente, incluso en esta breve revisión de las investigaciones y de historiales médicos, hay suficientes evidencias de que se trata de un área que debiera ser explorada. La era de la nanomedicina está presente actualmente entre nosotros y requiere una mirada sin complejos sobre estos medicamentos ultradiluidos. Una de las principales ventajas del tratamiento de las enfermedades con soluciones ultradiluidas es que prácticamente se eliminan los efectos adversos de los medicamentos. Los historiales médicos que se ofrecen en este artículo ofrecen una cierta esperanza y esperamos que inspiren una mirada fresca y sin complejos y sea motivo para la realización de nuevas investigaciones en esta fascinante y polémica área terapéutica.
-------------------------------------------
REFERENCIAS
1.                             Khuda-Bukhsh AR. Hacia la comprensión de los mecanismos moleculares de acción de los fármacos homeopáticos: una visión general. Mol Cell Biochem. 2003 Nov; 253 (i - 2): 339 - 45.
2.                             Banerji P, Campbell DR, Banerji P. Pacientes con cáncer tratados con los protocolos Banerji utilizando medicina homeopática: un mejor programa de series de casos del National Cancer Institute USA. Oncol Rep. 2008 Jul; 20 (i): 69 - 74.
3.                             Frenkel M, Mishra BM, Sen S, y col. Efectos citotóxicos de los remedios ultra diluidos en las células de cáncer de mama. Int J Oncol. 2010 Feb; 36 (2): 395 - 403.
4.                             Es S, Kuttan G., Kc P, Kuttan R. Efecto de los medicamentos homeopáticos en los tumores trasplantados en ratones. Asian Pac J Cancer Anterior. 2007 Jul-Sep; 8 (3): 390-4.
5.                             Kundu SN, Mitra K., Khuda Bukhsh AR. Home Idiomas Ingresar a Epistemonikos Búsqueda avanzada Eficacia de un medicamento homeopático potenciado (Arsenicum-Aalbum-30) en la reducción de los efectos citotóxicos producidos por trióxido de arsénico en ratones: IV. Cambios patológicos, perfiles de proteínas y contenido de ADN y ARN. Complemento Ther Med. 2000 Sep; 8 (3): i57 - 65.
6.                             MacLaughlin BW, Gutsmuths B, Pretner E, y col. Home Idiomas Ingresar a Epistemonikos Búsqueda avanzada Efectos de las preparaciones homeopáticas en el crecimiento del cáncer de próstata humano en modelos celulares y animales. Integr Cancer Ther. 2006 Dic. 5 (4): 362-72.
7.                             Pathak S, Multani AS, Banerji P, Banerji P. Ruta 6 induce selectivamente la muerte celular en las células del cáncer cerebral, pero la proliferación en los linfocitos normales de la sangre periférica: Un nuevo tratamiento para el cáncer del cerebro humano. Int J Oncol. 2003 Oct; 23 (4): 975 - 82.
8.                             Hardeman E, Van Overbeke L, Ilegems S, Ferrante M. Hepatitis aguda inducida por celandina mayor (Chelidonium majus). Acta Gastroenterol Belg. 2008 Abr-Jun; 7i (2): 28i-2.
9.                             Rifai K, Flemming P, Manns MP, Trautwein C. [Hepatitis grave causada por Chelidonium]. Internista (Berl). 2006 Jul; 47 (7): 749-5i. Alemán.
10.                             Stickel F, Poschl G, Seitz HK, Waldherr R, Hahn EG, Schuppan D. Hepatitis aguda inducida por la Celandina Mayor (Chelidonium majus). Scand J Gastroenterol. 2003 May; 38 (5): 565-8.
11.                             Song JY, Yang HO, Pyo SN, Jung IS, Yi SY, Yun YS. Actividad inmunomoduladora de polisacáridos ligados a proteínas extraídos de Chelidonium majus. Arch Pharm Res. 2002 Abr; 25 (2): i58-64.
12.                             Guleria S, Kumar A, Tiku AK. Composición química y actividad fungitóxica del aceite esencial de Thuja orientalis L. cultivado en el noroeste del Himalaya. Z Naturforsch C. 2008 Mar-Abr. 63 (3-4): 2ii-4.
13.                             Hassan HT, Drize NJ, Sadovinkova EYu, y col. TPSg, un agente anti-virus de la inmunodeficiencia humana (HIV-i), aislado de la Cupressaceae Thuja occidentale L. (Arborvitae) mejora la recuperación de células progenitoras hemopoyéticas in vivo en ratones subletalmente irradiados. Immunol Lett. I996 Apr; 50 (i - 2): ii9 - 22.
14.                             Iwamoto M, Minami T, Tokuda H, Ohtsu H, Tanaka R. Potenciales antitumorales que promueven diterpenoides de la corteza del tallo de Thuja standishii. Planta Med. 2003 Jan; 69 (i): 69-72.
15.                             Katoh T, Tanaka R, Takeo M, Nishide K, Nodo M. Una nueva síntesis de una poderosa lata ­ Cer agente quimiopreventivo, i3-oxo-i5, i6-dinorlabda-8 (i7), ácido iiE-dien-9-óico de ácido trans-comunic. Chem Pharm Bull (Tokio). 2002 Dic. 50 (i2): i625-9.
dieciséis.                             Un ensayo clínico randomizado, doble ciego, controlado con placebo, de dosis-respuesta de un extracto de Baptisia, Echinacea y Thuja para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson. Pacientes con Fitomedicina fría común. 2005 Nov; i2 (i0): 7i5-22.
17.                             Sunila ES, Kuttan G. Estudio preliminar sobre la actividad antimetastásica de Thuja occi- dentalis L. en modelo de ratones. Immunopharmacol Immunotoxicol. 2006; 28 (2): 269-80.
18.                             Efecto de la aplicación oral de un extracto de planta inmunomoduladora sobre la infección por el virus de la gripe de tipo A en ratones.Planta Med. C, M, M, R, Wegner U, Lindequist U, Teuscher E, Freudenstein. 2002 Oct; 68 (i0): 896-900.
19.                             Murphy R. repertorio clínico homeopático. 3ª ed. Blacksburg (VA): Instituto de Salud de Lotus; 2005.
20.                             Rambaldi A, Jacobs BP, Gluud C. Cardo de leche para enfermedades hepáticas del alcohol y / o hepatitis B o C. Cochrane Database Syst Rev. 2007 Oct 17 (4): CD003620.
21.                             Bellavite P, Signorini A, Fisher P. La ciencia emergente de la homeopatía: complejidad, biodinámica y nanofarmacología. 2ª ed. Berkeley (CA): Libros del Atlántico Norte; 2002.
22.                             Datta S, Mallick P, Bukhsh AR. Eficacia de un fármaco homeopático potenciado (Arsenicum Album-30) en la reducción de los efectos genotóxicos producidos por trióxido de arsénico en ratones: II. Eficacia comparativa de un antibiótico, la actinomicina D sola y en combinación con cualquiera de dos microdosis. Complemento Ther Med. I999 Sep; 7 (3): i56 - 63.
23.                             Belon P, Banerjee A, Karmakar SR, y col. Remedio homeopático para la toxicidad del arsénico ?: Hallazgos basados ​​en la evidencia de un ensayo aleatorio controlado con placebo doble ciego humano. Sci Total Environ. 2007 Oct i; 384 (i - 3): i4i - 50. Epub 2007 Jul i2.
24.                             Witt CM, Bluth M, Albrecht H, Weisshuhn TE, Baumgartner S, Willich SN. Las pruebas in vitro para un efecto de altas potencias homeopáticas - una revisión sistemática de la literatura. Complemento Ther Med. 2007 Jun; i5 (2): i28-38. Epub 2007 Mar 28.