lunes, 2 de mayo de 2011

Indiba

ir al indice completo del blog


Hola;

Me hice el tratamiento Indiba hace siete meses en la cara porq tenia marcas de acné, y en vez de quitarme las marcas lo q ha hecho es producirme un brote de granos q no acaba nunca.

http://www.foros.biomanantial.com/indiba-vt1666.html


Aparecido en discovery Salud. Sin comentarios.

Soy una entusiasta lectora de la revista que conozco desde el
primer número y espero con impaciencia mes a mes. Por eso
cuando pones todas tus ilusiones, esperanzas y anhelos en una
publicación, en unas ideas, el mundo se mueve bajo tus pies si
descubres que los intereses económicos siguen siendo el único
ideal de muchos. Y me explico: he seguido con interés toda la
información publicada acerca de la máquina de hipertermia
Indiba, las cartas de los lectores que contaban sus
excelencias, etc. Pues bien, en el mes de noviembre falleció
mi padre a consecuencia de un tumor de colon. En el mes de
enero, después de realizarle a mi madre una biopsia para
determinar la malignidad o no de un bocio que se había
desarrollado en exceso y siendo el resultado positivo para
nosotros (es decir, no era cáncer) deciden repetir la prueba
cada cuatro meses -siempre a través de nuestra pública
Inseguridad Social- a fin de evitar en lo posible su
extirpación quirúrgica por la que mi madre siente pánico. Así
que animada por los avances descritos en su publicación me
dispuse a ponerme en contacto con el Dr. Calbet con la
finalidad de que me facilitara el nombre de los profesionales
cercanos al domicilio materno en Vigo. Muy amablemente, se me
facilitó el teléfono y dirección del Dr. Santiago Marcuño,
quien posee varias máquinas Indiba y, entre ellas, la de mayor
potencia hasta el momento capaz de tratar los tumores, al
tiempo que se me informó de los buenísimos resultados que
están obteniendo con los bocios.
El siguiente paso fue convencer a mi madre de que una terapia
no aplicada por la medicina pública puede ser tan eficaz o más
que aquélla y que no por ello se debe considerar a sus
practicantes unos sacadineros. Realizada tan ardua labor,
acudí con mi madre a la consulta del citado doctor
explicándole que conocí la "bendita máquina" a través de la
revista y que fue el propio Dr. Calvet quien me había
facilitado su dirección. Nos atendió de forma amable y educada
aunque no llevábamos ningún informe (por no tener ya que en la
Seguridad Social es bastante difícil conseguir que te den un
informe detallado de "tus cosas" pues lo custodian ellos) y
nos tranquilizó manifestando que la máquina sólo nos podía
reportar beneficios pues no existía ningún tipo de
contraindicación y sólo podíamos ganar salud. En ocho o diez
sesiones -apuntó él- tenía que verse ya un cambio
significativo y después, a la vista de los resultados,
confeccionaría un plan a seguir. Sin pérdida de tiempo
decidimos empezar cuanto antes. Nos hicieron pasar a una sala
donde se encontraba el "milagro Indiba" y el referido doctor
daría instrucciones a la chica -¿enfermera?- de cómo debía
aplicar "la corriente" y luego se retiró. Durante diez
sesiones no tuvimos ya ocasión de volver a verle la cara al
referido médico aunque una de las veces que nos dieron hora
para el día siguiente lo apuntaron en una tarjeta -a petición
de mi madre- y resultó que el citado "doctor" figuraba como
fisioterapeuta. Pasaron las diez sesiones, el bocio sigue con
su aspecto original sin menguar ni un poquito -por lo menos en
lo que externamente se refiere- y nuestro amable doctor no
tuvo la delicadeza de hacer ni el más mínimo seguimiento del
asunto, Es más, en ningún momento puso tan siquiera sus manos
sobre el bocio de mi madre. Ante lo cual, yo me pregunto:
-El profesional de reconocida competencia que aparecía en su
revista -Dr. Calvet- con el que yo contacté y que me elogió al
tal Dr. Marcuño, ¿lo hizo porque es un cliente agradecido?
(según él mismo tiene todos los Indiba que están en el
mercado)
-La inocuidad del tratamiento de un tumor benigno, por ahora,
¿seguirá siendo la misma después de estas diez sesiones o
existen posibilidades de que ocurra con el tratamiento algo
parecido a la "profesionalidad" y "elegancia" del doctor de
Vigo?
Tengo un amigo que después de mucho probar las "terapias
alternativas" o de la medicina "no oficial" me dijo que con
ellas había conocido la ignorancia alternativa, la avaricia
alternativa, la estupidez alternativa, etc. Y yo... yo me
siento igual que mi amigo, perdida, desorientada y, sobre
todo, traicionada. Y aunque os pueda parecer increíble,
traicionada por vosotros, la revista en la que yo deposito
toda mi confianza mes a mes.

Ana López Alonso
Alcalá de Henares (Madrid)

Publicamos tu carta íntegra a pesar de su extensión porque no
queremos modificar un ápice su sentido resumiéndola y porque
puede servirnos para aclarar algunas cosas. En primer lugar,
permítenos decirte que nadie debería "poner todas sus
ilusiones, esperanzas y anhelos en una publicación o en unas
ideas". Ni en ésta ni en ninguna. Especialmente si con ello se
pretende además transferir la responsabilidad de las propias
acciones. Y permítenos unas matizaciones: en esta revista
nunca se ha dicho que D. José Calbet -con "b"- sea médico ni
se le ha dado el tratamiento de doctor. Se ha explicado que es
ingeniero y el constructor del aparato. En segundo lugar,
nosotros hemos publicado un artículo que recoge el trabajo de
investigación del Departamento de Biolectromagnetismo del
Hospital Ramón y Cajal de Madrid según el cual la corriente
eléctrica utilizada por el Indiba detiene el crecimiento
tumoral "in vitro". El experimento en seres vivos se está
completando en estos momentos. Nos hemos limitado, pues, a
informar de un hecho constatado. La razón de que tú infirieras
que el Indiba podría resolver el problema de tu madre es, por
tanto, una conclusión personal tuya. Eso sí, esa intuición se
debió ver sin duda apoyada en las palabras esperanzadoras que
dices te manifestó José Calbet. Pero lo más que puedes achacar
a éste -cuya profesionalidad, rigor y buena intención está
para nosotros fuera de toda duda- es que te haya dado el
nombre de alguien que pudiera ayudar a tu madre con el Indiba
cerca de tu domicilio... y éste no fuera médico. Algo que no
sabemos si fue así porque quizás también interpretaste
entonces que lo era al darte el nombre, de la misma manera que
interpretaste que lo es José Calbet sin que nadie -ni él
mismo- lo haya dicho nunca. Por otra parte, tampoco es
imprescindible ser médico para aplicar ese tratamiento. En
cuanto a la actuación del señor Marcuño no nos pronunciamos
porque no le conocemos. Pero todo lo que le achacas es que no
le viste durante las sesiones y que no es médico (por tu
relato también queda claro que él nunca dijo que lo fuera). En
suma, es obvio que estás decepcionada porque después de diez
sesiones el problema de tu madre no parece haber mejorado
-siempre según tu relato- y eso te lleva a criticar a todo el
mundo, incluidos nosotros. Y perdónanos pero no tienes razón
en hacerlo. Quien ha adoptado todas las decisiones libremente
has sido tú. Y quien ha malinterpretado algunas cosas también.
Otra cosa es que entendamos tu decepción y que compartamos tu
sufrimiento y el de tu madre. Y en ese sentido, lo que sí
podrías haber hecho es entrar en contacto personalmente con
nosotros y preguntar si podíamos orientarte en ese problema.
Lo que hubiéramos hecho encantados. De hecho, estamos a tu
disposición.
Y un último comentario: tu amigo tiene razón en que la
ignorancia, la avaricia y la estupidez no existen sólo en un
ámbito de la Medicina. Existe en ambos. Un abrazo.

Sr. Director: en el número 30 de su apreciada revista, la Sra.
Ana López Alonso, en cartas al director, dijo verse estafada
porque me llamó por un problema de bocio, yo la sugerí que
fuera a un centro (el más cercano) para ser tratada con el
Recuperador Electrónico y, según decía, no tuvo ningún
resultado tras 10 tratamientos. También referenció que no la
atendió ningún médico. Bien, pues la verdad es que en la
dirección que la facilité no solamente está el Sr. Santiago
Marcuño sino también el doctor Eduardo Castro; otra cosa es
que no la atendiera -o no pudiera hacerlo- el médico. Por mi
parte, me limité a facilitarle un centro lo más cercano
posible a su domicilio. Debo añadir -y debe ello quedar
perfectamente claro- que Indiba no ha tenido, ni tiene, ni
tendrá nunca relación comercial alguna con médicos ni otro
interés que no sea el de poder facilitar, según sea la zona,
la dirección que más interese para quien desee acceder a
tratamientos con el Recuperador. Es más, no conocemos a los
integrantes de la mayoría de los centros que los poseen. Lo
que sí es cierto, en cambio, es que si nos enteramos de que
alguno de los centros que trabajan con nuestros equipos no
ofrecen un trato digno o existe falta de profesionalidad nunca
más es recomendado por Indiba.
Es más, en honor a la verdad, debo manifestar que me siento
orgulloso de la cantidad de personas que mejoran de
situaciones angustiosas en todo el mundo con este sistema y
que gozan de una calidad de vida que no tendrían de no haber
accedido a este método. Y tal era también nuestro deseo en el
caso de la madre de esa lectora.
Quiero decirle a la Sra. Ana López, con todo el respeto, que
mi recomendación estaba fundamentada en la experiencia de más
de 15 años en casos similares, en la mayoría de los cuales se
han obtenido muy buenos resultados; por eso no podía dejar de
aconsejarla que lo intentara. Ignoro si con 15 o 20 sesiones
hubiera habido o no resultados pero la intención no era otra
que poder mejorar el estado de la persona afectada, dada la
experiencia habida hasta ahora.
Y si la dirección de la revista me concede el suficiente
espacio, me gustaría incluir literalmente los historiales de
algunos casos de bocio tratados en dos centros médicos
distintos para que la Sra. Ana López comprenda el porqué de mi
recomendación:
Primer caso: "Paciente masculino de 24 años de edad. Acude a
consulta con diagnóstico de bocio tóxico (hipertiroidismo).
Presenta temblor constante de extremidades superiores,
taquicardias hasta 200 por minuto, alucinaciones visuales y
auditivas, insomnio, pérdida de peso, polifagia, migraña.
Laboratorio reporta T3800 cintillograma, crecimiento de
glándula tiroides a expensas de lóbulo derecho. Paciente que
rechaza tratamientos quirúrgicos o de medicina nuclear. Se
propone tratamiento TEC-TER. Se indica continuar con Propanol
10 mg. "INDERALICIA" 10 mg. 3 por día. Recibe 15 sesiones, 5
tratamientos seguidos y 10 más en días alternos. Se repiten
análisis. Reportan cifras dentro de límites normales. Se da
tratamiento de mantenimiento uno por semana. Después de un mes
la frecuencia cardiaca es de 80-90 por minuto. Actualmente, el
paciente está asintomático, sin tratamiento medicamentoso."
Segundo caso: "Endocrinología: bocio multinodular
normotiroideo. 3 casos. 20 sesiones de Transferencia Eléctrica
Capacitiva (TEC) produjeron la disminución de los nódulos a la
palpación en un 50%, 60% y 90%, respectivamente. No se
produjeron cambios en el tamaño del tiroides. Tratamientos
realizados por el Dr. Juan Pedro Ramírez."
Finalmente, añadir que hubiera sido inmoral por mi parte no
sugerir los tratamientos conociendo los resultados que se
obtienen en la mayoría de los casos. El consejo que le ofrecí
hubiera sido el mismo para un familiar o para mí mismo, jamás
por interés personal. Ello sería indigno y propio sólo de ese
tipo de personas que anteponen el interés a la salud, las
cuales merecen mi mayor desprecio.

José Calbet
Director Técnico de Indiba
(Barcelona)

3 comentarios:

  1. Anónimo8/3/13

    me gustaria saber si alguien a realizado el tratamiento con indiba en bolsas ojos llevo 7 sesiones y la verdad no noto gran cosa no se si dejarlo o continuar

    ResponderEliminar
  2. Somos los usuarios los que debemos decidir por nuestra cuenta si una terapia funciona o no. 7 sesiones son muchas sesiones.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo27/12/13

    Josep calbet, sólo un investigador desinformado cuando creó el aparato indiba porque las aplicaciones de la temperatura, ultrasonidos, electricidad, etc. en empleos de sus diferentes co-procesos sobre los tejidos datan inclusos antes del año 1.973, y regentada por la tecnología tmku. Fué desarrollada, delimitada, etc. por gahb. La temperatura, única acción que barre el co-proceso de latencia. Por cierto, 44 grados centígrados parámetro (valor) máximo dentro del co-proceso regeneración-generación de tejidos y con la cual se lograría mayor rapidez en los resultados de los tratamientos. Muy ligeras variaciones en valores de los parámetros en aplicabilidades de los co-procesos sobre los pacientes. Desde hace varias décadas gahb propuso el empleo de la temperatura como una alternativa más para el rejuvenecimiento y dotación de juventud eterna de la humanidad. En empleos de fuentes termales, cámaras térmicas de aguas y otros, etc. y con 42 grados centigrados para rejuvenecer en forma pausada y en muy contados días y atentos a las indicaciones y contraindicaciones. Podrían lograrlos en horas con el parámetro máximo; pero recomendó lo anterior. Asombroso el rejuvenecimiento integral por temperatura y al azar en la anciana china de 105 años luo xiuzhen en 1.992, al subirle más la fiebre. Comprobando lo señalado por gahb décadas atrás. La piel de su cara, etc. se puso como las de bebés, los cabellos blancos se pusieron negros, se le quitó la miopía y hasta le salieron dientes, y comenzó a trabajar en las labores del hogar y otros. Por décadas gahb ha instado a corregir aparatos, etc., y los parámetros para los empleos de la temperatura, electricidad, ultrasonidos, etc. para ser aplicados en co-procesos sobre los tejidos humanos, etc. Otras técnicas de rejuvenecimientos como la de multiactivación celular, hormonales, ormes, familia de proteínas regeneradoras rge en la vejiga del cerdo, etc., también pueden emplear los miles de millones de pobladores afectados por la vejez para revertir lo mismo y volver nuevamente a ser jóvenes. Muchas las técnicas genéticas que también facilitó gahb y en aditaciones de dos pares extras de cadenas de adn humanas. O con tres pares extras de los genes de crecimientos de tejidos bcl-2 o dos de telomerasa o actívina, etc. O en administraciones de sus proteínas sintetizadas. O llevandos varios pares de dichos genes y en combinaciones sobre millares de especies comestibles y recomendables las vegetales. O con inyecciones de células madres y recomendables las adultas y pluripotenciales. O en administraciones de proteínas de cultivos de células madres embrionarias humanas y mesenquimales y adultas otras o en combinaciones. Etc. Con también numerosos genes de longevidades otros y localizados en el cuerpo humano y otras especies y coyunturales y los cuales sólos alargan la vida por décadas y por bajas sustanciaciones, pero que al aditar varios pares de los mismos la alargarían por numerosas décadas-siglos y en combinaciones lo harían por la casi eternidad-eternidad. Sus proteínas por consustanciaciones al igual alargarían la vida por numerosas décadas-siglos y en combinaciones por la casi eternidad-eternidad. También pueden ser llevados varios pares de tales genes y en combinaciones sobre millares de especies comestibles y recomendables la vegetales. Etc. La internet y los buscadores, redes sociales, etc., medios de comunicaciones, revistas, sector salud, etc. en amplías difusiones de las mismas y también por webs de los sitios permanecer jóvenes por la eternidad, dotaciòn de juventud eterna, rejuvetemperatura, rejuvemultiactivac, rejuvehormonal, proteína rge cerdo, multiactivación celular, etc. Felicitaciones por sus actividades. Gracias. José López.

    ResponderEliminar

Si quieres realizar un comentario deberas incluir una direccion de correo electronico que no se hará publica, salvo que tú lo solicites